La formación ya no es lo que era (y en tiempos de internet, menos)

e-learning para Pymes, tecla en ordenador

Post exclusivo de Antonio Ortiz, colaborador de nuestro business blog

El enfoque de la formación de empleados durante muchos años en España ha estado anclado en el modelo de bonificación por la fundación Tripartita. Este mecanismo ha incentivado que muchas pymes introdujeran la posibilidad a sus empleados de recibir cursos, pero a la vez ha reforzado la burocratización y en muchos casos el estatismo de la formación, con un anclaje considerable en contenidos y pedagogía.

El desafío digital y su trepidante ritmo de cambio e innovación ha sido probablemente al que este modelo ha dado peor respuesta. Las necesidades de la pyme de ir más allá de las aptitudes básicas digitales, de que la formación se integre mejor en sus flujos de trabajo y de que se mantengan unos precios asequibles, han hecho que muchos hayan vuelto a revisar lo que internet puede ofrecer en materia de formación. Y han encontrado sorpresas.

 

Los marketplaces de formación

Lo primero que viene a la mente cuando se habla de internet y formación son las soluciones típicas de e-learning de las que muchos han salido decepcionados. Sin embargo, hay un espacio de innovación muy interesante alrededor de la conexión entre formadores y alumnos/empresas que acaba también en formación presencial, y no sólo online. Hablamos de los marketplaces de formación, modelo que hizo famoso Udemy  y que tiene a varios actores destacados en España.

Entre ellos podemos destacar a Floqq  o Blideo  que conjugan cursos presenciales (en el caso de Floqq en Madrid y Barcelona) con formación online y, sobre todo, vídeos. Hablamos la mayoría de las veces de micropagos, de recorrido corto y concentrados en aspectos puntuales. El mayor desafío con ellos es la irregularidad de la calidad ofrecida y  la dificultad de establecer recorridos formativos, algo que algunos intentan paliar con series continuadas

En todo caso, pueden ser un buen recurso en áreas específicas en las que deseemos buscar una introducción y probar una oferta formativa con poco riesgo en términos de coste. A un nivel algo más alto en cuanto al contenido ofertado y la selección del profesorado tenemos iniciativas como Foxyze. Tiene un enfoque hacia la formación presencial y se olvida del concepto “Marketplace” en el que cualquiera puede subir su curso para establecer un filtro de a quién añaden bajo su marca. Hace poco incorporaron la herramienta “My Master” con el objetivo de poder establecer itinerarios formativos.

 

Moocs

Detrás de estas siglas (Massive Online Open Course) se esconde uno de los fenómenos más interesantes alrededor de la educación e internet. El motivo no es otro que detrás de él están algunas de las mejores universidades del mundo abriendo su contenido y poniéndolo a disposición de millones de usuarios de la red añadiendo tareas, foros y algunos mecanismos interesantes como la revisión por pares.

Los mayores exponentes del fenómeno son Coursera, Udacity y, en español, Miríada X. Estas webs se articulan como agregadores de la oferta en moocs de varias universidades, abarcando categorías dispares: ciencias sociales, management, matemáticas, humanidades, programación… su mayor hándicap es que la conjunción de gran oferta de contenidos junto a gratuidad ha dado lugar a adscripciones masivas por curso y a una alta tasa de abandono.

Dado que existen numerosas plataformas, han aparecido buscadores como Coursetalk que ayuda a encontrar cursos en función de nuestra demanda, aunque sólo funciona en inglés.

 

Balance de opciones de formación para la pyme

Todas estas vías merecen ser investigadas puesto que en muchos casos nos pueden ofrecer una formación adecuada, adaptada en el tiempo y las formas a nuestras necesidades y a un coste muy razonable. En todo caso, es probable que en muchas ocasiones la vía tradicional sea la que mejor cubra nuestros requisitos.

A eso hay que sumar la motivación e incentivos para los empleados. Muchas veces no es suficiente el hecho de formarse y es posible que vean en las nuevas vías online un modo por el que la organización trata de endosarles una formación de peor calidad para ahorrar costes y ocupando su tiempo libre. En este caso será imprescindible la implicación de toda la organización, el seguimiento y los incentivos para que esta nueva vía formativa funcione.

 

Antonio Ortiz

Cofundador de WeblogSL y Director de Estrategia

Entradas relacionadas



5 Trackbacks/Pingbacks

  1. [...] de ofrecer formación a sus empleados por falta de recursos. Pero, desde Epson, creemos que la formación de tu equipo es una inversión y por lo tanto debes apostar por ella ya que puede ayudar a mejorar la rentabilidad de tu [...]

  2. [...] el otro le responde, ¿Y si no invertimos y se quedan? Con todo lo que hemos hablado por aquí de innovación y formación en este blog podemos empezar incluso a pensar en vías bastante asequibles. Eso sí, la mejor formación no es [...]

  3. [...] online. Infografía Como ya hemos comentado en ocasiones anteriores (por ejemplo en este post de Antonio Ortiz), la formación es clave para seguir creciendo como emprendedor y empresario. Desde Epson, hoy te [...]

  4. […] comentamos de las plataformas gratuitas de formación online y además mencionamos un post de Antonio Ortiz con diversas alternativas de formación. La formación es fundamental, tanto a nivel teórico como práctico. Si tienes la posibilidad, […]

  5. […] de tus actividades cotidianas para descubrir lecturas, paseos y porqué no, formarte. Sabes que la formación, en la era de internet ya no es lo que era. Y también has escuchado que hay plataformas gratuitas para formarte, así como cursos masivos […]

Deja un comentario

(requerido)